Somos Juan, Priscila, Samuel y Pablo. Hace algo más de un año nos trasladamos de España a Chile y, aunque la adaptación no siempre ha sido fácil, damos gracias a Dios porque siempre hemos podido ver su mano cuidándonos y guiándonos.
Pocas semanas después de llegar a Chile visitamos por primera vez ITR, de la que habíamos escuchado hablar a través de familia y amigos. Nos sentimos bien recibidos desde el principio, y nos hemos ido integrando poco a poco. Esperamos que el Señor nos pueda usar para el crecimiento de su obra en el lugar donde estamos.
Lo que más disfrutamos de estar en Viña son los paseos por la playa, y ver las puestas de sol en el mar, cosa que no teníamos donde estábamos antes.
En cuanto al futuro, si Dios quiere en agosto llegará nuestro tercer bebé (parece que es una niña). Aunque no sabemos lo que nos espera a medio o largo plazo, confiamos en las promesas del Señor, y en que él guiará nuestros pasos.
¡Estamos agradecidos de formar parte de la familia IT!