Roger agradece a Dios por ser parte de la Iglesia La Trinidad, en la cual participa activamente junto a su esposa Marianela y sus hijos Imke, Pablo e Ian, desde diciembre de 2014. Se sienten bendecidos de poder servir en una comunidad en la cual se vive el amor de Cristo. Actualmente son parte del equipo plantador de la Iglesia La Trinidad de Concón (ITC).